Avanzan en el Congreso de Sinaloa iniciativas sobre derechos de familias diversas y fomento de valores, presentadas por diputados morenistas.

Culiacán, Sinaloa.- En el marco de la sesión ordinaria desarrollada este martes en el Congreso del Estado, se dio primera lectura a dos importantes iniciativas que marcan un paso significativo en la búsqueda de una legislación más inclusiva y en sintonía con las realidades sociales actuales.

La primera iniciativa, la cual fue presentada por las diputadas de Morena Almendra Ernestina Negrete Sánchez y Juana Minerva Vázquez González, en equipo con la diputada del Grupo Plural Gloria Himelda Félix Niebla, propone una reforma al Código Familiar del Estado de Sinaloa, en la que se busca incluir y reconocer los derechos de las familias lesbomaternales y homoparentales, garantizando así el derecho a la identidad y el registro de los hijos de estas familias sin discriminación.

Esta propuesta busca adaptar la legislación a las nuevas estructuras familiares, asegurando el interés superior del menor, en la que se incluye un punto clave que es permitir que, en los casos de familias lesbomaternales, la cónyuge de la madre biológica pueda hacer el reconocimiento voluntario de los hijos de ésta sin necesidad de justificar la filiación.

La segunda iniciativa, que fue presentada por el diputado de Morena Guadalupe Ernesto García Cota, se enfoca en fortalecer el Consejo Estatal para el Fomento de Valores, Formación Cívica y Cultura de la Legalidad.

Dicha propuesta busca incorporar a la Secretaría de Bienestar y Desarrollo Sustentable a este consejo, argumentando que esta dependencia tiene la competencia para instrumentar políticas de bienestar social dirigidas a grupos vulnerables, especialmente los jóvenes.

En esta iniciativa, García Cota sostiene que la inclusión de SEBIDES en el consejo permitirá consolidar una juventud generosa, incluida, colaborativa, solidaria, con oportunidades, empática y feliz.

Ambas iniciativas fueron leídas ante el pleno, y el diputado Ricardo Madrid Pérez, presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, las turnó para la segunda lectura de Ley. Este proceso marca el inicio de un debate legislativo que podría resultar en cambios significativos tanto para el reconocimiento de las familias diversas como para el fomento de valores en Sinaloa.