La Fiscalía Anticorrupción y la policía españolas están centrando la investigación abierta contra Humberto Moreira, ex presidente nacional del PRI y ex gobernador de Coahuila, en sus presuntos vínculos con el narcotráfico y la supuesta relación que tendría con el cártel de Los Zetas.

Según reveló hoy el diario digital El Español, el político mexicano está en el punto de mira de los servicios de inteligencia internacionales por las actividades delictivas relacionadas con el tráfico de drogas, incluso sospechan que el asesinato de su hijo, José Eduardo Moreira, fue un ajuste de cuentas de los propios cárteles de droga porque había decidido operar en solitario y al margen de la estructura criminal tejida alrededor del cártel del norte de México.

Moreira fue detenido el pasado viernes en el aeropuerto de Madrid-Barajas cuando llegó a la capital ibérica para, acto seguido, trasladarse a Barcelona, donde supuestamente iba a presentar su tesis doctoral. El político priísta vivió en la capital catalana durante el año 2013, junto después del asesinato de su hijo y donde se refugió en un palacete de seis habitaciones y donde tuvo una vida de lujo y despilfarro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *